miércoles, 7 de noviembre de 2012

Mis primeras galletas



Ayer, gracias a Cupcakes are my new love, anoté la fantástica receta que tiene para hacer galletas y esta tarde, con niños en casa me he atrevido a ponerme a ello.
Empecé tempranito porque como había que dejar la masa 2 hrs en el frigo para que endureciera... pero ha dado tiempo... Las primeras son las que han salido tal cual, luego me atreví a pintar unas cuantas con colorantes que tenía de Oetker, al principio quedan muy chulas de color pero cuando ya están horneadas pierden intensidad de color.
De sabor muy dulces. Ricas.
A mis niños les han gustado!!! A ver cuando las prueben los demás.

La receta:
Ingredientes (para unas 30 galletas, dependiendo del tamaño)

- 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 100 gr de azúcar
- 350 gr de harina
- 1  huevo
Batimos la mantequilla hasta que esté pomada y añadimos el azúcar. Una vez que esté bien incorporado añadimos el huevo, la harina y la esencia de vainilla y mezclamos hasta que tengamos una masa que podamos trabajar con las manos (yo este paso lo hago con la batidora de varillas). Amasamos (a mano) hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y veamos que la masa no se nos queda pegada a la superficie de trabajo. Envolvemos con papel transparente y lo dejamos en la nevera mínimo dos horas. Esto se hace para que la masa sea más fácil de trabajar en el momento de cortar.

Una vez la masa esté fría la sacamos de la nevera y la estiramos con un rodillo hasta que tenga una altura de entre 0.5 y 1 cm. Con la ayuda de los cortadores, cortamos las galletas con la forma deseada y las vamos poniendo en una bandeja con papel de horno. Si veis que la masa se os pega a la superficie de trabajo o se os deforma al cogerla y trasladarla, podéis volverla a poner en el frigorífico unos minutos para que se vuelva mas fácil de trabajar. Otro truco es cortar la masa sobre un papel de horno, y colocar éste directamente sobre la bandeja con las galletas cortadas. Es más fácil y rápido pero malgastaremos espacio y deberemos hacer varias hornadas, aunque al no ser muy largo el tiempo de cocción. Con el horno a 180º horneamos entre 12-15 minutos dependiendo del tamaño de las galletas. A mí personalmente me gusta que no queden muy doradas porque pierden esponjosidad y textura, así que para galletas medianas con unos 14 minutos hay más que suficiente.

Una vez las sacamos del horno las dejamos enfriar sobre una rejilla. Decorar al gusto (fondant, glasa...).

No hay comentarios:

Publicar un comentario